Celebra el 4 de julio con un auténtico menú americano

El 4 de julio es una de las fechas más señaladas del calendario en Estados Unidos. Es el día de la Independencia, el día en que hasta el último rincón del país se llena de banderas, de fuegos artificiales y de barbacoas. Es el día del patriotismo, en el que los Estados Unidos de América celebran su independencia del Imperio Británico.

Se trata de una fecha para celebrar… y aunque aquí en Panamá no hay tradición de celebrar el 4 de julio… ¿qué mejor excusa para celebrar una barbacoa al aire libre o para tomar una buena hamburguesa?

Con el buen tiempo, los americanos se echan a las calles. Las familias y los grupos de amigos se reúnen en los jardines de las casas (o en las azoteas y parques de ciudades como Nueva York) para celebrar este día con barbacoas y cerveza. Pollo a la brasa, costillas, hot dogs, hamburguesas son los protagonistas de estas barbacoas que suelen durar todo el día. Pero también los dulces, y las ensaladas.

Les proponemos una serie de platos 100% americanos… ¡Celebra el 4 de julio con un auténtico menú americano!.

Receta de ensalada Waldorf

Se trata de la ensalada creada en uno de los lugares con más glamour de Nueva York, el Hotel Waldorf, y por eso también se la conoce como la ensalada de la Jet Set.

Paso 1:

Primero lava bien la lechuga, escúrrela un poco y córtala en tiras. Limpia también la manzana y pélala. Córtala en trocitos como del tamaño de un dado.

Paso 2:

Pica las nueces peladas. Procura que los trozos no queden demasiado pequeños, porque lo ideal es que estos frutos secos den un toque crujiente a cada bocado. Lamina las ramitas de apio y pícalas. Ahora, en un bol, mezcla los trozos de manzana, las nueces y el apio. Añade también las uvas pasas.

Paso 3:

Y lo único que nos queda es elaborar la salsa de la ensalada Waldorf. En un bol pequeño mezcla el yogur griego (podría servirte algún otro cremoso, pero cuanto menos azucarado sea, mejor), con la mayonesa, el zumo del limón. Adereza a tu gusto con sal y pimienta negra molida. ¡Lista!

Presentación:

En un plato o fuente de ensalada pon una cama de lechuga fresca, sirve encima la mezcla de manzanas, nueces, apio y pasas y adereza a tu gusto con la salsa. Puedes poner un poquito más de apio picado por encima.

Receta de perrito caliente al estilo de NY

Es la típica comida callejera en los EEUU. Puedes quedarte con su versión más simple y sencilla o darle juego con algún topping. Sea como sea, es una excelente forma de abrir boca en una barbacoa.

Paso 1:

Primero escurre los encurtidos de su agua, tanto los pepinillos como las cebolletas y después pícalos muy fino con un cuchillo afilado y sobre una tabla de cortar. Pica también muy finita la cebolla. Retira las pepitas del tomate y pica también. Mézclalo todo bien y añade una pizca de sal.

Paso 2: 

Acerca un cazo con abundante agua al fuego y, cuando rompa a hervir, introduce las salchichas tipo Frankfurt… déjalas  solo unos 4 o 5 minutos.

Paso 3:

Mientras tanto, abre por la mitad los panes de perrito… pero sin terminar de romper el pan. Se trata de abrirlos como un si fueran un libro. Ponlos sobre una rejilla y tuéstalos en el grill del horno a temperatura fuerte hasta que empiecen a dorarse.

Paso 4:

Cuando estén listos los panes, dispón 1 salchicha en cada uno. Ralla el queso semicurado y pon un poco de queso por encima. Vuelve a meterlos al  grill hasta que el queso se haya derretido. Por último, reparte la mezcla de encurtidos por encima y… ¡a comer tu perrito caliente al estilo NY!

Receta de Phili Steak Sandwich

Seguimos con la comida callejera… pero en este caso típica de Filadelfia, en el estado de Pensilvania. Un sencillo y delicioso bocata de tiras de carne y un poco de queso fundido, también conocido como cheesesteak o Philadelphia cheesteak.

Paso 1:

En una sartén, con un chorrito de aceite de oliva, pocha la cebolla cortada en juliana fina junto con el ajo picado y una pizca de sal. Hazlo muy despacito hasta que se caramelice. Añade sal y pimienta y, cuando estén bien hechas, retíralas y reserva.

Paso 2:

Corta la carne en trozos pequeños y, en la misma sartén de las verduras, añade un chorrito más de aceite y saltea a fuego fuerte la carne. Cuando esté hecha, retírala y mézclala con la cebolla. Añade también el queso para que se derrita un poco.

Paso 3:

Abre cada pan de perrito por la mitad y tuéstalo en la plancha. También puedes hacerlo en el tostador si lo tienes más a mano. Corrige de sal y pimienta la mezcla de carne y llena tus bocadillos con ella. ¡Con generosidad!

Presentación:

Sirve tu Philly steak sandwich junto a un cuenco con kétchup, para que cada comensal se sirva si lo desea. Lo ideal es que acompañes este bocata con una buena ensalada verde. Y si este plato tan americano quieres darle un toque español… acompáñalo con unas verduras asadas. ¡Delicioso!

Receta de costillas barbacoa al estilo Memphis

Las mezclas de especias para las carnes son muy usadas en muchas ciudades norteamericanas, y una de las recetas más famosas es ‘al estilo Memphis’. Y es que, en esta ciudad del estado de Tennessee las costillas se sirven sin la clásica salsa barbacoa. A cambio, sazonan así de bien la carne.

Paso 1: 

En un bol, mezcla todos los ingredientes del adobo y remueve para que se mezclen bien.

Paso 2:

Echa sal y pimienta a las costillas. Y después embadurna con tu mezcla de especias las costillas. Deja macerar una hora para que los aromas y sabores picantes se impregnen perfectamente.

Paso 3:

Pasado ese tiempo, colócalas sobre una bandeja de horno previamente forrada con papel vegetal o papel de horno y métalas en el horno precalentado a 180-200 grados. Mientras que las costillas se estén asando, ve untando con el adobo que haya sobrado. Asa durante 35 o 40 minutos aproximadamente.

Presentación:

Sirve una porción por persona…o en un bol amplio para que cada uno pueda serviré las que quiera… ¡ah! Y pon varias servilletas por comensal…es inevitable comer estas costillas barbacoa al estilo Memphis con las manos.

Receta de jambalaya o arroz de Nueva Orleans

Si aún no conoces la cocina del sur de Estados Unidos… ¿a qué esperas? La Jambalaya es el arroz sureño por excelencia, un plato de mar y montaña, embajador de la deliciosa cocina cajún.

Paso 1:

Pica menudo el ajo y resérvalo. Pela los tomates y pícalos en daditos pequeños. La mejor manera de pelarlos es escaldándolos previamente. El escaldado es un método de cocción muy breve. Acerca una cacerola con abundante agua a calentar y cuando rompa a hervir introduce los tomates con un pequeño corte en su piel en forma de cruz. Sácalos en apenas 30 segundos y refréscalos en agua fría. ¡Verás con qué facilidad se pelan con tan solo tirar de su piel!

Paso 2:

Pica en primer lugar en daditos pequeños la cebolla, el apio y el pimiento verde.

Paso 3:

Acerca una sartén o un cazo con un chorrito de aceite al fuego y sofríe las verduras a fuego medio hasta que cojan un poco de color, lo que les llevará unos 7 minutos.

Paso 4:

Corta las salchichas en medias rodajas y la pechuga de pollo en cubos pequeños. Añádelos al sofrito de verduras, da unas unas vueltas y deja que se hagan durante unos minutos para que se doren un poco.

Paso 5:

Incorpora las especias y las hierbas (el tomillo, orégano, pimienta negra, pimentón picante y laurel) y el ajo picado. Da unas vueltas a todo junto y añade el tomate triturado. Sube un poco el fuego y deja que se evapore la mayor parte del líquido que suelte el tomate… pero removiendo para que no se pegue tu guiso (¡sería una pena!). Cuando esté ya bien espeso, agrega el caldo y el tomate picado, rectifica el punto de sal y deja al fuego, a temperatura media, hasta que rompa el hervor.

Paso 6:

En ese punto, incorpora la parte verde de la cebolleta, picada en aritos, el arroz y los langostinos, pelados hasta la cola. Cocina durante 20 minutos, removiendo a fuego suave hasta que el arroz esté cocido. El resultado debe ser un guiso con arroz… como una paella, tirando a seco.

Presentación:

Sirve con un toque de salsa de tomate…. Este contundente y reconfortante plato lo puedes tomar sólo, como un primer plato (¡y casi como un plato único!) o bien, si lo sirves en un cuenco pequeño, puede ser una estupenda guarnición de otro plato… ¡el verdadero sabor de Nueva Orleans!

Receta de brownie de chocolate templado

Un pastel compacto y contundente ideal para los amantes del chocolate… ¡un clásico de la repostería americana!

Paso 1:

Mezcla la harina, la levadura y la sal, y tamízalas, es decir, pasa por un tamiz o colador de trama fina para airearlo. Por otro lado derrite la mantequilla y el chocolate cortado en trozos al baño María o bien en el microondas a potencia media y a intervalos de 30 segundos removiendo bien entre ellos. Así evitarás que el chocolate se queme.

Paso 2:

Una vez derretido el chocolate, añade los huevos, el azúcar y las nueces y mezcla bien. Después añade la mezcla de harina y remueve bien con unas varillas  hasta que quede una crema homogénea.

Paso 3:

Calienta el horno a 180°. Mientras coge temperatura, vierte la mezcla en un molde untado con mantequilla de manera que tenga alrededor de 2 cm de grosor. Mételo al horno y cocina unos 25 minutos a altura media. Sácalo y déjalo enfriar en el molde.

Presentación:

Una vez que esté templado, desmolda tu brownie y pártelo en rectángulos o pequeñas porciones encima de una tabla y con la ayuda de un buen cuchillo para no romperlo. Sírvelo con azúcar glas espolvoreado por encima y acompáñalo de helado de vainilla.

Esperamos que disfruten este menú y se animen a cocinar algunos (o todos!) los platos. ¡FELIZ 4 DE JULIO!

 

Leave A Comment